sábado, 30 de octubre de 2010

EDUCACIÓN EMOCIONAL IV

Esta presentación me recuerda a aquel poema de Martin Niemöller que empezaba así:

"Cuando los nazis vinieron a llevarse a los comunistas,
guardé silencio,
porque yo no era comunista"

Tambièn a ese sabio refrán castellano "cuando las barbas de tu vecino veas pelar pon las tuyas a remojar".

Y también, en versión más moderna, al famoso efecto mariposa.

En cualquier caso la cobardía, la insolidaridad y la traición se escudan en el silencio. Un silencio cómplice. Si somos seres sociales a la fuerza debemos ser solidarios. Tomemos nota.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...