sábado, 19 de febrero de 2011

EDUCACIÓN EMOCIONAL IX

Alguien dijo aquello de "La verdad es la verdad, la diga Agamenón o su porquero". Si esto es cierto de toda certeza no lo es menos que la verdad es escurridiza cuando no veleidosa o antojadiza. Le gusta travestirse en según qué bocas resuene y de todo ello se colige que no es fácil reconocerla y asirla. Para ello Sócrates nos propone este triple filtro que nos ayudará a distinguir aquellos mensajes en los que pueda haber una verdad que nos interese de aquellos en los que hay una mentira interesada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...