martes, 27 de diciembre de 2011

EL PESCADOR

En esta presentación se nos muestra lo absurdo de trabajar por almacenar riqueza cuando esta está más al alcance la mano de lo que podamos imaginar, la presión social por destacar y poseer cuando poseemos más de lo que pensamos. Está muy en consonancia con el movimiento slow que promueve la calma, lo tranquilo y lento, el dejarse llevar más que el empujar a toda costa... Una reflexiones muy adecuadas para estos días de vacaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...