sábado, 2 de marzo de 2013

INSOMNIO TECNOLÓGICO




Otro estudio que alerta sobre la influencia de un mal uso de los dispositivos tecnológicos en la salud, en este caso referida a un correcto hábito del sueño.
La evidencia científica avala lo que ya la evidencia empírica demuestra día a día en nuestros centros, que nuestros alumnos y alumnas llegan a clase con un déficit importante de sueño tanto en cantidad como en calidad. Y este déficit merma sus capacidades de atención así como su interés y motivación ante lo que van a trabajar en el aula, ya que su foco permanece en la partida que dejaron a medias la noche anterior o la conversación con fulanito/a o en el nuevo juego que promete sacarles de la abulia.
Una vez más cabe apelar a la responsabilidad de los padres. Las nuevas tecnologías se convierten en no pocas ocasiones en drogas que se consumen en gran medida en casa y es ahí donde hay que dar la batalla y marcar unos límites y unos horarios razonables y ajustados a la edad y  circunstancias de cada menor. Desde los centros podemos alertar sobre los peligros y orientar y asesorar sobre las soluciones pero la última línea de resistencia está en las casas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...