martes, 2 de septiembre de 2014

SE ACABÓ EL RECREO












Como todos los años, con la llegada de septiembre se acabó el recreo. Pero este curso, en una siesta de agosto, también se acabó el recreo definitiva, repentina y traicioneramente para mi padre, un hombre bueno, la mejor persona que he conocido. Se fue discretamente, sin ruido para no molestar a nadie, tal como había vivido. Sin darme una sola lección me enseñó todo lo que sé y lo que soy. Era la generosidad hecha cuerpo.

Quiero empezar este curso de la Botica con su recuerdo y diciéndole estas cosas que no le dije cuando me podía oír. Se lo debo. Ahora veo que la canción tenía razón en parte, la vida sigue, sí, pero ya nada será igual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...