sábado, 14 de enero de 2012

EL PROFESOR A EXAMEN: PREMIO O DESPIDO (El País 14-1-12)



Esta es la primera vez que enlazo una noticia de un medio de comunicación. Pero creo que el asunto lo merece.

En ella se plantea un tema de permanente debate en nuestro sistema educativo (y al parecer en otros): la evaluación de los sistemas educativos y más concretamente la evaluación del profesorado. La noticia llega de EE.UU. pero se hace referencia en ella a otros países más próximos nuestro entorno como Inglaterra.

Hasta ahora se ha trabajado mucho el tema de la evaluación del alumnado hasta llegar a ser obsesiva a veces. Pero el sistema es algo más que el alumnado.

En la situación descrita en la noticia se aborda la evaluación del profesorado con criterios mercantilistas y simplistas de meros resultados académicos. Creo que se debe avanzar mucho en este campo aunque no con estos criterios precisamente. El profesorado es la pieza clave del sistema y de su formación inicial, selección, actualización científica y pedagógica, motivación, profesionalidad y consideración social depende gran parte del éxito del sistema (aunque habría que ponerse de acuerdo en qué entendemos por ello cada uno). De acuerdo con Fernández Enguita cuando dice que no se debe descartar la salida forzada del sistema del profesorado claramente incompetente aunque el problema radique en quién y con qué criterios decide sobre esa incompetencia. Es penoso y creo que casi culposo no disponer de herramientas ante determinadas actuaciones de compañeros que permitan garantizar el derecho del alumnado a una educación con unos minimos estádares de calidad.

Pero el sistema lo sustentan al menos otros dos pilares: la administración y los padres. ¿Para cuándo su evaluación? Y cuando demando una evaluación no es para sancionar, juzgar y medir sino sobre todo para que sirva de base racional para la mejora y el avance.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...